El 18 de octubre se celebran en Suiza las elecciones al Congreso (Nationalrat / Conseil National / Consiglio nazionale) y al Senado (Ständerat / Conseil des Etats / Consiglio degli Stati). Estas elecciones suponen un punto de inflexión: ¿Queremos aislarnos de Europa y del resto del mundo? ¿Queremos dar un trato privilegiado a las grandes empresas y a los ricos? Nuestra respuesta es NO. Queremos repartir de forma más justa el bienestar que hemos alcanzado entre todos. Porque Suiza es un país fuerte si todas las personas viven bien, no solamente unos pocos.

Vivienda asequible para todos
Defendemos que haya suficiente espacio asequible para viviendas y locales comerciales. El terreno, y como consecuencia los alquileres, se encarecen cada vez más debido a la especulación. Queremos poner fin a estas prácticas peligrosas.

Derechos y participación política para todos
Todas las personas que pagan sus impuestos en Suiza y se benefician de nuestros servicios públicos, deben asumir a cambio corresponsabilidad política y gozar en plenitud de los derechos civiles – independientemente de dónde provengan.

No al racismo y no a la discriminación
En distintas situaciones, los inmigrantes siguen siendo víctimas de discriminación, por ejemplo en el mercado de trabajo, en la búsqueda de vivienda o a la hora de contratar un seguro. Seguiremos luchando contra estas prácticas.

Solidaridad internacional, paz y democracia
Las empresas y el capital se mueven hoy en día a nivel mundial y ha llegado la hora de paliar las consecuencias negativas de la globalización con una mayor solidaridad internacional. Las personas amenazadas deben poder confiar en nuestra política de asilo.

Chile

Dominicana

Uruguay

Colombia